Durante este jueves, en un programa especial de #CaféconNata transmitido por Súbela Radio y El Desconcierto, Natalia Valdebenito fue entrevistada por Rayén Araya y entregó detalles de sus acusaciones sobre los abusos sexuales al interior del clan infantil de Sábado Gigante, del cual fue parte cuando tenía 10 años.

“Me parecía que hacer una declaración y contar lo que pasaba o someterme a cualquier otro medio de comunicación era un poco injusto para lo vivido“, expresó la actriz, explicando por qué le pidió a Araya que la entrevistara. Valdebenito detalló que fue insistente con sus padres para ingresar al clan y que siempre hubo cierta desconfianza.

La comediante sostuvo que durante años le complicó contar esta historia “porque obviamente no me involucra a mí, porque no me abusaron. A mí este caballero no me tocó, no me hizo nada malo”, precisando que fue el camarógrafo el sujeto que abusó de algunos niños del clan, el que los acompañó y estuvo con ellos y ellas -todos entre 9 y 10 años- durante un viaje. 

Los niños fueron a Puerto Montt y Chiloé con el equipo de Sábado Gigante. Pese a que se trataba de un viaje de trabajo, todos estaban muy entusiasmados. “Para mí viajar a esa edad era como descubrir el mundo. Esto ocurrió en una noche: nosotros teníamos habitaciones separadas, nos cuidaba una mamá. Así como a ellos los cuidaba este señor, él estaba a cargo de ellos en la misma cabaña. Al otro día los niños nos cuentan esto a nosotras y de ahí obviamente mis recuerdos son nebulosos porque hay mucho que una a veces quiere borrar”.

“Una compañera recordaba las cosas que él le decía a ellos. Hacía que ellos se masturbaran, ese tipo de cosas. Nosotros jugábamos a tener casettes y a contarnos historias y yo recuerdo que escuché el casette y las palabras que pasaron ahí esa noche y eso es lo que me perturba mucho”, admitió Natalia, agregando que “al parecer, el tipo no se dio cuenta y yo escuché que era un señor grande diciéndole a los niños ‘sácate la ropa’ y cosas así”.

En la entrevista con Rayén Araya, la actriz detalló que todos los niños y niñas que participaban del programa entendieron que un hombre había abusado de sus compañeros: “Era súper claro, tan claro que nosotros seguimos grabando. No se llevaron a este señor, solo lo trasladaron a un hotel. En una habitación nos juntaron a todos y nos explicaron esto y nos dijeron que él se había equivocado, y como se había equivocado, lo iban a separar de nosotros. Estábamos en Puerto Montt con 10 años, sin nuestros padres y con este señor ahí”, detalló.

La voz del #CaféconNata sostuvo que en una reunión les pidieron que se quedaran callados al respecto, “que son ellos, los adultos los que le van a explicar a los papás. Luego de eso fue súper difícil estar ahí, yo me acuerdo de estar llorando todas en la cabaña, de hablarnos entre nosotras y muy chicas decir: ‘tapémonos el poto para que no nos hagan nada’, porque el tipo seguía ahí”.

Valdebenito recalcó que el camarógrafo en cuestión se mantuvo entre el equipo a pesar de los graves hechos: “Seguía detrás de la cámara, y eso quiere decir que había que mirarlo a él. Nos acompañaba a hablar por teléfono, no nos dejaban decir lo que pasaba. Yo lloraba sin parar”.

La negligencia de Sábado Gigante tras los abusos: “Se preocuparon de la institución, de la figura del animador y no de los niños que estábamos ahí”

La actriz aseguró que desde el equipo de Sábado Gigante se encargaron de hablar con su familia y sus padres que entonces eran muy jóvenes. Ellos aún mantienen algunos recuerdos: “Mi padre y mi mamá se acuerdan que yo cuando bajé del bus venía rara, que pasé unos días muy extraños, que estaba triste. No les conté cuando llegué a Santiago. Me tenía muy mal. Hablé con mi amiga Francisca y ella recuerda que yo estaba muy enojada porque había tenido que callar”.

Luego de unos días, los padres de los niños fueron llamados a una reunión donde les contaron todo. Su madre le aseguró que ya estaba todo hecho, que se había hablado con los padres de los niños involucrados, pero el daño ya estaba hecho: “Nosotros también fuimos abusados, al tener que pasar tiempo con ese tipo ahí. Mi hermana me decía que desde ahí en adelante fui la niña miedo, lloraba todas las noches, había que asistirme durante muchos años”.

Su madre, en tanto, “repetía con mucha insistencia que al parecer no había nada que hacer, porque habían hablado con los padres involucrados de estos niños, entonces parecía que estuviese todo entre comillas arreglado. Luego todo cambió en el clan infantil, ya no hubo viajes, y fue el último clan infantil que se hizo en Chile”.

Natalia contó que su mamá le sacó la ropa y le preguntaba dónde la habían tocado, aunque ella insistía en que no le había pasado nada. A su juicio, “es ahí donde se ve el actuar de las instituciones, de las personas que están a cargo de niños. Es muy extraño y loco que no se haya parado la grabación, que no se haya terminado con esto. No pasó, seguimos, y el señor estaba detrás de la cámara y había que mirarlo”.

El agresor sexual también realizó viajes con los niños tras lo ocurrido, compartiendo un bus y un viaje en tren. Valdebenito recuerda que le habían regalado unos dulces y expresó su rabia contra él, desde su particular visión de niña: “Yo lo miré y dije ‘para ti no’. Tenia rabia que él estuviera ahí”, detalló. “Yo trataba de mirar para un lado, era muy extraño verlo desde el otro lado. Es raro que asuman un abuso, que te lo cuenten, pero ahora nos vamos a quedar todos callados. Eso fue lo que nos dijeron. Nadie dudó del abuso, nadie, todos sabíamos”.

La comediante aseguró que sus compañeros que sufrieron el abuso tenían conciencia de haber sentido susto, “de haber visto a esta persona distinta como la veían, era un señor simpático. Alguien me preguntaba si fue don Francisco, por supuesto que no. Para abusar de niños hay que tener confianza, hay que estar ahí y este señor estaba ahí con nosotros”.

Valdebenito confesó que siempre había tenido que mentir a la hora de hablar del clan infantil y que fue una sorpresa cuando Matilde Burgos le preguntó sobre el tema en la entrevista con CNN: “Se preocuparon de la institución, de la figura del animador y no de los niños que estábamos ahí. Siempre me defendí diciendo que yo no era la abusada, pero cuando uno comienza a aprender más, te das cuenta que sí es súper mi historia y que yo soy el resultado de eso. En el miedo, en el exceso de cuidado”, recalcó.

La actriz también se refirió a las declaraciones de Mario Kreutzberger al respecto, quien le bajó el perfil a las acusaciones y aseguró que “eso habla de la calidad de persona. Es por niños que se hace la Teletón y si alguien cree en esa institución, que yo sí creo en la institución mas no el en el show, deberá saber que a los niños se les protege en todos los ámbitos”. A la vez, recalcó que “después de esto todo se rompió y por eso es raro que digan ‘hey, no paso nada’, no me acuerdo de nada, si eso fue el último clan infantil que se hizo en Chile y fue por esta razón”.

“Recuerdo que (el abusador) se llama Miguel, no voy a dar nombres de personas involucradas, me parece que hay mucho morbo con esto. Si alguien quiere investigar, estoy dispuesta, sé que hay mucha gente que lo está, no tuve más contacto con mis compañeros del clan infantil hasta que apareció Facebook. Recuerdo nombres, no apellidos, caras sí, me acuerdo perfectamente”, resumió.

Mira el video aquí: