Durante la tarde del pasado jueves, Metro de Santiago sorprendió a las redes sociales publicando en su cuenta de Twitter una imagen que recreó la memorable foto de Gustavo Cerati tomada al interior de uno de sus vagones, hace 24 años.

Cuando aún era vocalista de Soda Stereo, Cerati recibió una invitación de parte del fotógrafo Javier Godoy, quien tenía bastantes dudas: “Se lo tomó con muy buen humor. Nos fuimos caminando desde su casa hasta la estación Tobalaba. Eran alrededor de las cinco de la tarde de un día de semana. Cerati se subió al tren como si nada y nadie, o casi nadie, lo reconoció. Calculé que disponía de un máximo de quince minutos hasta llegar a Santa Lucía, no tenía margen para errores, así que saqué la cámara al tiro”, detalló.

Goody añadió que el músico posaba espontáneamente: “Sin que Julio ni yo se lo sugiriéramos se sacaba el chicle de la boca, hacia gracias, ponía caras”, recordó. Esta vez, el protagonista de la imagen fue Benito Cerati, el hijo del vocalista de Soda Stereo y la chilena Cecilia Amenábar.

“En 1994 Gustavo Cerati viajó en un NS74 desde Tobalaba hasta Santa Lucía junto al fotógrafo Javier Godoy, quien en 11 imágenes registró un momento inolvidable”, señaló Metro en la publicación. “24 años después repetimos la historia”, añadieron.

El heredero de Cerati viajó en el mismo tren junto a su banda Zero Kill, con el objetivo de recrear la imagen de Gustavo. Además, durante la mañana de este viernes, el argentino se presentó junto a la agrupación de pop que inició su carrera en 2013 y tiene dos discos de estudio: “Trip Tour (2013) y “Alien Head” (2016). Por estos días, Zero Kill prepara su tercer álbum. En redes sociales, la presentación y visita de Benito Cerati fue comentada por los usuarios de Metro.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

GUSTAVO CERATI | Amor Amarillo. Sesión de fotos en el Metro y Cerro Santa Lucía de Santiago. Chile, 1994. – “Le preguntamos con bastantes dudas si estaba disponible para ir al Cerro Santa Lucía – era todavía la estrella de la banda Soda Stereo – y solo nos contestó “Vamos”. Se lo tomó con muy buen humor. Nos fuimos caminando desde su casa hasta la estación Tobalaba. Eran alrededor de las cinco de la tarde de un día de semana. Cerati se subió al tren como si nada y nadie, o casi nadie, lo reconoció. Calculé que disponía de un máximo de quince minutos hasta llegar a Santa Lucía, no tenía margen para errores, así que saqué la cámara al tiro. Cerati posaba espontáneamente. Sin que Julio ni yo se lo sugiriéramos se sacaba el chicle de la boca, hacia gracias, ponía caras.” Fotografía y relato: Javier Godoy Fajardo. #Cerati #AmorAmarillo #GustavoCerati #1994 #Metro #Santiago #Chile #CeratiEterno

Una publicación compartida de FlacoStereo (@flacostereo1) el