Bud Sex es el nuevo concepto que ha creado un grupo de hombres heterosexuales que tienen sexo entre ellos pero que rechazan ser catalogados como homosexuales.

Según consigna La Vanguardia, el colectivo Bud Sex reivindica el sexo ente hombres heterosexuales pero solo con fines placenteros. Este término se traduce como sexo entre colegas y busca señalar un tipo de relación sexual donde no existen besos ni gestos cariñosos.

Con esto buscan que no exista ningún tipo de vínculo emocional entre las personas que lo practican sino que el acto sólo sea por diversión o entretenimiento, lo cual no generaría ninguna crisis de identidad sexual.

La académica de la Universidad de California, Jane Ward, quien estudia este colectivo asegura que el grupo rechaza los “comportamientos gays” y ven las relaciones sexuales entre hombres como un simple juego.

Este nuevo concepto fue criticado en las redes sociales debido a que ve como algo peyorativo la homosexualidad o la bisexualidad.