Un proyecto de ley que busca permitir el ingreso a las salas de cine con alimentos adquiridos fuera de sus locales fue presentado por los diputados UDI Cristhian Moreira y Sandra Amar.

Los parlamentarios gremialistas buscan terminar con la “discriminación arbitraria” que generan algunos cines de nuestro país con sus altos precios, según consigna La Tercera.

Según su visión, el valor de la comida que se vende en los cines coarta la posibilidad de consumir alimentos mientras dura la función.

Eso es una actitud discriminatoria, sobre todo para esas personas que con esfuerzo llevan a sus hijos a las salas de cine para pasar un tiempo en familia”, sostuvo el diputado Moreira.

En la misma línea, la diputada Amar argumentó que el principal negocio de los cines son las películas. “Esta prohibición de los cines de ingresar con alimentos ajenos a sus confiterías, constituye una falta a la libertad de elegir de todo consumidor”, recalcó.