El denunciante Marista Jaime Concha criticó en duros términos el manual del Arzobispado que busca dar indicaciones a los sacerdotes para que no cometan abusos sexuales.

En el texto se da indicaciones explícitas como “tocar el área de los genitales o el pecho” de los niños e incluso no dormir con ellos.

Según consigna Cooperativa, Concha calificó como “vergonzoso” el manual. “Demuestra claramente que la Iglesia no entiende nada de esta tragedia, de estos crímenes“, afirmó.

El denunciante manifestó que el centro de la discusión debe ser el respeto a los Derechos Humanos. Los sacerdotes, religiosos, miembros de la Iglesia Católica, debieran ser los primeros garantes de los derechos humanos, no hay que confundirse”, argumentó.

A pesar de las criticas, Concha agradeció que se haya transparentado el manual “porque todo lo que se dice ahí es lo que a nosotros, como víctimas de abusos, nos han hecho y más“.