Durante el pasado domingo, el Movimiento por la Infancia de Quintero denunció en una carta abierta la represión sufrida en la zona a raíz de una manifestación masiva. En específico, la organización apuntó al comandante en jefe de la Armada, Julio Leiva, por los disparos con proyectiles y chorros lanza agua contra los manifestantes durante el sábado en Ventanas.

El movimiento recalcó que el ataque no discriminó entre niños, niñas, adolescentes o mujeres. Por su parte, la Armada justificó su accionar asegurando que los manifestantes lanzaron piedras en la protesta, las que habrían dejado a un efectivo de la institución herido por un piedrazo en el pecho.

Al respecto, Juan Gajardo, capitán de navío litoral, sostuvo que estaban en el muelle de Oxiquim resguardando a la empresa de posibles ataques a sus instalaciones. Además, aseguró que no utilizaron balines para reprimir, sino que cápsulas con pimienta. El oficial añadió que 9 cápsulas fueron disparadas en la arena y otras 2 en las extremidades de manifestantes.

Sin embargo, Resumen confirmó que una de las manifestantes recibió un proyectil a la altura de las costillas y otras personas que estaban en la protesta también mostraron algunos de los proyectiles que recibieron, similares a las “pelotas de goma” o “granadas de esponja” que utiliza el ejército israelí contra el pueblo palestino.

Fotos de los proyectiles disparados contra manifestantes en Ventanas:

Manifestante herida en la costilla por los proyectiles. Foto: Resumen.cl.

Foto: Resumen.cl.

Foto: Resumen.cl