El artista francés Jean-Claude Arnault fue declarado culpable de uno de los dos casos de violación por los que fue acusado. El tribunal de Estocolmo condenó este lunes a dos años de prisión al protagonista del escándalo sexual y detonante de la crisis que enfrenta la Academia Sueca, institución a cargo de la entrega del Nobel de Literatura.

La mujer que denunció a Jean-Claude Arnault, esposo de la académica y poetista Katarina Frostenson, señaló que el hombre la obligó a practicarle sexo oral y a tener sexo contra su voluntad en dos ocasiones. Una de ellas fue mientras dormía. El hecho ocurrió en 2011 y ambos abusos fueron denunciados por la misma mujer: pese a que no existen pruebas físicas de violación, el Tribunal sostuvo que las evidencias presentadas son suficientes para una sentencia condenatoria. Ante la justicia, se presentaron siete testigos a los que relató el hecho, incluido un psiquiatra.

La justicia le dio al fotógrafo la menor pena por la que podía ser sentenciado, ya que la fiscal pedía tres años de cárcel y la ley establece una pena de seis años como máximo para este tipo de delitos. Durante la semana pasada, al terminar el juicio, el tribunal decidió decretar prisión preventiva contra el imputado, quien seguirá en la cárcel hasta que se concrete el fallo.

Durante noviembre del año pasado, casi 12 mujeres de forma anónima denunciaron en un diario sueco a una “personalidad cultural” cercana a la Academia, que luego fue identificado como Arnault. Además, el reportaje apuntaba a que el fotógrafo había cometido sus delitos en el club literario y en propiedades de la institución.

Tras el escándalo, la Academia Sueca cortó su relación con el artista y encargó una auditoría, que terminó por concluir que Arnault no había influido en decisiones sobre premios y ayudas. Sin embargo, el apoyo recibido de la academia por su club literario incumple las reglas de imparcialidad, ya que su esposa es la copropietaria.

El caso provocó una serie crisis interna en los últimos meses, que terminó con la renuncia de ocho académicos. Por primera vez en siete décadas, aplazaron la entrega del Nobel de Literatura este año y se supone que en 2019 se entregarán dos reconocimientos.