La madrugada del domingo recién pasado seis activistas trans de Santiago y regiones, quienes participaban en un encuentro nacional organizado por OTD Chile, fueron agredidos por un guardia de la Discoteque Illuminati, ubicada en Antonia López de Bello 131, en el Barrio Bellavista, comuna de Recoleta; al querer usar el baño correspondiente a su expresión e identidad de género.

Según informó la organización, el hecho comenzó cerca de las 3 de la mañana, cuando el trabajador apuntó a una de las personas presentes indicando que debe usar el baño de mujeres, a pesar de que sus compañeras ya habían ingresado al baño de varones. Posteriormente, otros activistas intervinieron y le comentaron que todos eran chicos trans.

El hostigamiento no se detuvo ahí, ya que al ingresar al baño de mujeres les reprendió por estar allí. Luego, dos de ellos fueron sacados a la fuerza por el personal de seguridad, mientras sus compañeros intentaron resolver la situación, algo que fue imposible. El local decidió devolver el dinero de las entradas y declarar, vía redes sociales, que ellos habían golpeado a los guardias y que los baños eran unisex, por lo que era imposible lo que declaraban.

Además, la discoteque ubicada en barrio Bellavista añadió que los activistas habían entrado juntos a un cubículo, algo que es desmentido en un video. A juicio de OTD Chile, “lo que es más curioso es que la empresa se desentiende de los guardias, indicando que la responsabilidad, si es que cabe, es de ellos y no de Iluminati, lo cual es francamente absurdo: todo trabajador recibe instrucciones de su empleador, incluso si es una relación de subcontratación y la responsabilidad es de la empresa mandante”.

Durante la tarde del domingo, los activistas pusieron la denuncia en Carabineros y constataron lesiones en un centro de salud. Por ahora, OTD Chile analiza la mejor manera de proceder ante esta situación.