Una nueva prueba fue exhibida este lunes, cuando se retomó el juicio contra los chilenos Fernando CandiaFelipe Osiadacz, investigados por homicidio contra una persona trans en agosto del 2017.

Durante esta jornada en el High Court of Malaysia en Kuala Lumpur, la fiscalía presentó un video con el que buscan desmentir la versión entregada por los turistas nacionales, que arriesgan la pena de muerte por el crimen.

En el registro se ve cómo la víctima entra al lobby del hotel tranquilamente junto a uno de los chilenos, al que acompaña por un largo pasillo hasta que los chilenos se encuentran y se alejan por un cinco minutos,  según consignó T13.

La persona de nacionalidad malaya espera apoyada en la pared mientras los nacionales conversan hasta que comienzan las agresiones que terminaron en un forcejeo para inmovilizarlo.

Mientras Osiadacz le intenta sujetar los pies, Candia hace lo mismo con los brazos. Debido a los intentos de liberarse, el mismo Candia se pone encima con su cuerpo, asfixiando a la víctima. Esto es lo que habría provocado su muerte.

De esta manera, según la grabación del hotel, quedaría desmentida la versión de los chilenos, que aseguraron que desde un comienzo fueron agredidos, desde que entraron la hotel.

Sin embargo, el video también fue utilizado por la defensa para comprobar que actuaron en defensa propia una vez comenzaron los golpes, por lo que no les corresponde morir en la horca, como lo estipula la ley de Malasia y pide la fiscalía.

Se prevé que el pueda extenderse hasta el 9 de octubre, aunque no se descarta que pueda durar aún más días debido a la gravedad de la acusación y de la pena de muerte.

* Aclaración: La acusación fiscal habla de que la víctima del crimen es un “ladyboy”, denominación con la que en Malasia se conocen a las mujeres trans que ejercen el comercio sexual. Se ha corregido la palabra “travesti” ya que hace referencia a las personas que se visten del género opuesto al asignado al nacer pero que no se identifican de esa forma.