Serán las 10:00 AM, hora chilena, y las 15:00 de Holanda, cuando la Corte Internacional de Derechos Humanos de La Haya proceda a leer el fallo de la demanda boliviana contra Chile, en el que se resolverá si el país tiene o no la obligación de sentarse a negociar una salida soberana al mar.

A horas de que se conozca el veredicto, tanto los agentes chilenos como sus pares de Bolivia han entregado escuetas declaraciones para entregar y transmitir calma a sus respectivos pueblos en la antesala de la lectura.

Es así como el primero en romper el silencio del día clave en los Países Bajos fue el agente de Chile, Claudio Grossman, quien dio declaraciones al llegar al Hotel Hilton, quien llamó a la “tranquilidad”, según consigna La Tercera,

“Uno está con expectación, pero muy tranquilo”, señaló Grossman, quien junto a María Teresa Infante y Alfonso Silva mantendrán una reunión con los cinco abogados que confirmaron su presencia para escuchar el fallo.

En la misma línea, señaló que “no hay un milímetro de territorio de Chile que dejará de ser chileno”.

Mientras tanto, el embajador en la OEA José Alberto Gonzáles, parte del equipo boliviano en La Haya, dijo que se encuentran “optimistas” y que al fin “se va a saldar una vieja herida que todavía sigue sangrando en la región”.

“Mi profundo homenaje al pueblo boliviano que siempre permaneció unido. Es por todos los bolivianos y bolivianas que nunca escatimaremos ningún esfuerzo. Mi agradecimiento a los que hicieron posible llegar a esta jornada histórica”, tuiteó hace unos minutos el propio presidente de Bolivia, Evo Morales, mensaje en el que adjuntó un video.