Un amplio escándalo ha provocado en el Colegio Nacional Buenos Aires la denuncia pública de un grupo de egresadas, que aprovechó la ceremonia de entrega de diplomas para realizar sus acusaciones por acoso y violencia machista contra directivos y docentes de la institución.

El hecho ocurrió el pasado viernes, cuando las jóvenes nombraron con nombres y apellidos a los responsables. Con pañuelos verdes en las muñecas, las egresadas relataron sus experiencias, desde el año en que ingresaron al colegio, cuando aún eran niñas. En el acto de egreso y en plena Aula Magna, denunciaron los acosos y actos inapropiados de un directivo, un inspector, dos profesores de educación física y matemáticas y dos vicerrectores del colegio público.

El principal reproche de las jóvenes apuntó al rector del establecimiento, Gustavo Zorzoli, a quienes lo acusaron de no tomar en cuenta los casos denunciados en su momento.

“Año 2015. Tenemos quince o dieciséis años. Subimos las escaleras para llegar al aula y nos encontramos con este preceptor. Nos ofrece su servicio de masajes, evalúa junto a nuestros compañeros cuál es el mejor culo del año y les comenta ‘cómo se gar…’ a una de nuestras compañeras. También hay besos y manoseos que nos incomodan. Solo comentamos estos episodios entre nosotres en el baño durante el recreo”, señalaron.

Luego siguieron detallando los abusos: “Suena el timbre otra vez, cambiamos de materia, tenemos matemática. Entra este docente y saluda a algunas de nosotras con un beso, nos toca la cintura”, detallaron, agregando que “a sus favoritas nos pide que seamos sus secretarias o que le mandemos fotos de nuestras vacaciones por mail. A quienes no le agradamos nos denigra buscando complicidad con nuestros compañeros varones y haciendo comentarios sobre lo pronunciado de cierto escote: ¿Acaso no es evidente que nos vestimos de este modo para provocarlos?”.

La lista de profesores cuestionados fue amplia: además de apuntar a un docente de informática por “la cosificación de la que nos hizo objeto”, también cuestionaron a un profesor de historia por sus comentarios homofóbicos y misóginos, al mismo tiempo que apuntaron a otro de educación física por “sus distinciones entre rubias y morochas en las clases”. Las estudiantes también acusaron al ex vicerrector, Agustín Zabar, de haber golpeado hace cinco años a una de sus compañeras.

En su discurso, las estudiantes aseguraron que este es solo un “recuento de los horrores vividos a lo largo de los años” y reclamaron que fueron “violentadas tanto en el ámbito de lo académico como en el de lo personal”.

“Regente, preceptores, docentes, vicerrectores, rector: ya no le tenemos miedo a sus sanciones. ¿Qué piensan de todo esto cuando se jactan de la supuesta excelencia académica que corre por estos claustros? ¿La violencia institucional también es uno de los pilares sobre los que se asienta el prestigio que reviste a este Aula Magna?”, cuestionaron.

Por su parte, el rector del colegio aseguró que “no hubo denuncias formales sobre estos sucesos” y adelantó que este lunes se reunirá con la oficina de violencia de género para convocar a los involucrados. Además del impacto que provocó el discurso entre los asistentes a la ceremonia, llamó la atención la ausencia de cerca de 30 varones en el acto de colación y entrega de diplomas.

Mira el video del momento a continuación: