Cathy Barriga y sus polémicas se volvieron uno de los temas más comentados de la semana recién pasada, sobretodo por las elevadas cifras que utilizó en su gestión de la municipalidad de Maipú para regalar peluches y collares.

Hoy, El Desconcierto reveló que la alcaldesa fue denunciada nuevamente a Contraloría, por una serie de compras fragmentadas para el festival “Maipeulza”, lo que le permitió saltarse del control fiscalizador del concejo municipal.

Te puede interesar: Denuncian a Cathy Barriga ante Contraloría por realizar maniobras para eludir licitaciones del “Maipeluza”

Ante las denuncias de la semana pasada, Barriga decidió responder a través de su Instagram, la red social que utiliza para comunicar todo lo que hace como alcaldesa, donde entabla una relación directa con sus electores y donde las polémicas no parecen tocarla.

En conversación con Rayén Araya para #AquíYAhora, el programa en conjunto de Súbela Radio y El Desconcierto, el director de la Escuela de Publicidad de la UDP, Cristián Leporati analizó cómo Barriga ha logrado aplicar su experiencia televisiva en su gestión municipal en Maipú. “Ella y otros personajes como Trump, vienen de las comunicaciones, tienen en los genes el lenguaje audiovisal de la TV, de la la farándula llevado a la política. El marketing es relevante para la política porque te la pone en contexto de los medios, todas las personas manejamos ese lenguaje de la sociedad del consumo”, afirmó.

“El tema es que la alcaldesa Barriga lo aplica a rajatabla, en ella hay más hipérbole, más exageración, con esto de los peluches, los colores, bajar del auto andando, ves en ella un actuar que lleva más allá el tema. No es por defenderla, pero estamos en un país en que el lenguaje político es ordenado, ritual, formal, pacato, uno se espera una conducta y no otra y en eso la alcaldesa, más allá de manejar el lenguaje de la TV, es alegre, espontánea, ella rompe esa lógica del diputado, senador honorable de terno oscuro, el traje de dos piezas para la mujer, ella rompe con esa tradición de la política formal”, agregó.

Leporati cree que el éxito de personajes como Barriga, más allá de las polémicas en las que se envuelve, tiene que ver con un “uso del lenguaje común, una política del tipo farandulesca que ocupa esos códigos, siempre en cámara, siempre actuando y funciona porque es la lógica que tenemos, nos levantamos y acostamos con plataformas digitales. Si un político nos habla en ese lenguaje, hay una sintonía y empatía mayor. Eso choca en la cultura chilena que en la política es bastante formal”.