No solo fueron los primeros en hacerse pareja y sino que en hacer público que eran una pareja homosexual. Sin duda Andrei Hadler y Hernán Arcil son dos de los nombres más reconocidos de lo que dejó la primera temporada de “Rojo, el color del talento” tanto por sus vidas personales con la que se ganaron el cariño del público como por su talento sobre los escenarios con el que primero llamaron la atención.

Andrei, cantante, y Hernán, bailarín, dicen que les cambio la vida haber participado en el programa de TVN. Según relató Arcil a Revista Sarah, de la nada lo empezaron a parar en la calle para contarle situaciones personales ligadas a la homosexualidad

“Al principio que te reconozcan es súper extraño porque un día caminas por la calle sin problemas y luego te comienzan a pasar cosas como que te detengan para contarte que una persona era homofóbica y que ha dejado de serlo”, dijo el bailarín.

Te puede interesar: De cantar en el metro a “Rojo”: La historia de Andrei Hadler, el participante que fue denunciado por Marcela Aranda

Justamente es por eso que desde que comenzaron a compartir su relación en las pantallas sintió que tenían una enorme responsabilidad sobre sus hombros porque “hay niños mirando, familias, gente que se siente identificada contigo y gente que no. Fue una decisión súper valiente entre los dos, fue muy importante poder salir a la luz y decir esto”.

También sincera que jamás pensó ir al programa y encontrar una relación. “Algo que sinceramente no esperaba en ‘Rojo y mucho menos buscaba, se dio, apareció y ha sido mi pilar”.

“Vivimos juntos y como los dos somos de fuera de Santiago y estábamos solos, nos apoyamos en el proceso y ha sido maravilloso”, añadió Hernán Arcil sobre la relación.

En tanto que Andrei, recuerda que “entré al programa y dije ‘sí, soy gay’, mi familia no me apoyó al principio pero la música y el mismo programa nos han ayudado”.

El intérprete también comparte que antes del espacio en TV “mi papá era completamente homofóbico, pero ahora me acepta totalmente. Voy con Hernán a su casa. Ha sido un proceso totalmente positivo, mi familia se ha unido más y han recibido con cariño a Hernán“.

Una situación diferente es la que vivió el bailarín, quien dice contó que “a mí mi familia nunca me preguntó cuándo iba a presentar a la polola, jamás me dijeron ‘los hombres no bailan’, todo lo contrario, si yo le decía a mi papá que quería bailar, él me incentivaba a estudiar ballet y mi mamá siempre me decía que el amor era libre y que debía estar con quien me sintiera bien“.

Y es que compartir su historia capítulo a capítulo no solo fue un hito para ellos y sus familias, sino que se escribió un capítulo para el mismo espacio de talentos, ya que son recordados los episodios durante comienzos de los 2000 en que artistas tenían que ocultar su homosexualidad, como María Jimena Pereyra a quien incluso siempre vinculaban románticamente con otro de los participantes, Leandro Martínez.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

¿Una historia de amor con dos príncipes? @andrei.hadler.ofic @hernan_arcil 👬💕 Más en www.revistasarah.cl #revistasarah #sarahprimavera #bts #backstage

Una publicación compartida de Revista Sarah (@revistasarah) el