El primer hombre denunciado tras la ordenanza municipal que comenzó a sancionar el acoso callejero en Las Condes fue absuelto por la justicia. Según informó El Mercurio, el Primer Juzgado de Policía Local de la comuna estimó que la frase del cuidador de autos Rodolfo Concha no constituyó una forma de violencia.

El hecho ocurrió el pasado 23 de mayo, cuando el hombre le lanzó un piropo a una joven menor de edad que caminaba junto a su padre. “Coma más ensalada para que conserve su linda silueta”, fue el comentario que el sujeto realizó, cuya actitud fue cuestionada por la víctima. “Ella se sintió mal. Ella denunció lo sucedido”, aseguró entonces el alcalde Joaquín Lavín.

Al respecto, la jueza María Isabel Readi resolvió que los elementos de acoso sexual callejero “son ajenos a la conducta denunciada”, razón por la cual decidió absolver al denunciado.

La ordenanza municipal de Las Condes define como acoso callejero a “toda práctica de connotación sexual no consentida cometida en contra de una o más personas en lugares o espacios públicos, o de acceso público, tales como, silbidos, comentarios o gestos obscenos, piropos, persecución a pie o en vehículo, arrinconamiento, captación de imágenes, videos o cualquier otro registro audiovisual”.