Fue la madre de Agustina Orcellet, de 23 años, quien encontró el cuerpo de su hija sin vida en la casa de Juan Gabriel Dierna, la pareja de la joven, en Buenos Aires. El hombre de 30 años se encontraba ahorcado en la misma habitación donde se encontraba ella.

La pareja se había conocido hace 5 años, pero ella ya había tenido suficiente. Llegó hasta la residencia de Dierna, la que es descrita por medios trasandinos como una humilde finca, para poner fin a la relación.

La mamá de Orcellet estaba al tanto de la situación, por lo que al no tener noticias de ella al día siguiente de que ella fuera a encontrarse con su pareja se preocupó. Agarró sus cosas y partió hasta la localidad de Belgrano. Al abrir la puerta, se encontró con la espantosa escena.

Por ahora, la fiscalía no ha querido catalogar este crimen como femicidio, ya que ha dicho necesita encontrar más indicios de lo que ocurrió, ya que por ahora se refieren a la tragedia como un homicidio con posterior suicidio a la espera de que se confirme que Dierna fue el responsable, aunque todo apunta a que esto es así.

Lo anterior, entre otras cosas, porque el arma no ha sido encontrada, pero sí los 5 casquillos 9 milímetros que se ubicaban alrededor del cuerpo de la joven que estaba tirado en la cama y tenía cruzada una cartera, según relató la madre y consigna el medio argentino TN. Esto, hace suponer que Agustina ya se disponía a salir de la casa.

Además, se sabía que la joven ya había hecho saber a su entorno y al propio Dierna que quería poner fin a la relación debido a actitudes violentas, y éste la habría amenazado en caso de que lo dejara.