Nuevas pruebas fueron presentadas por la fiscalía en la jornada de audiencias en Malasia se desarrolló este miércoles por el caso de Fernando Candia y Felipe Osiadacz, los dos chilenos acusado de homicidio en un hostal de dicho país.

En esta oportunidad, fue un perito que trabajó en el lugar tras la muerte de la víctima trans, quien entregó su testimonio y exhibió artículos y prendas encontradas ahí.

De acuerdo a Canal 13, los elementos que fueron llevados a la audiencia fueron zapatos rojos de taco alto, ropa y cartera de la víctima fatal, junto a los siete trozos de un espejo roto producto del altercado.

Además, se mostró cómo quedó la polera morada que usó Osiadacz, la que estaba rajada a tirones producto del altercado que terminó en la muerte.

En tanto que las abogadas de los acusados señalaron que el perito no realizó muestras de ADN al cuello de la víctima para determinar si fue estrangulada.

Otro de los puntos más criticados fue el hecho de que el peritaje no tomara en cuenta las zonas donde se sabe que Felipe y Fernando sujetaron a la víctima (manos y pies) con análisis de sudor, razón por la que no se encontró muestras de ADN de ellos en el cuerpo fallecido. Tampoco se encontraron muestras de sangre.

Por otra parte, se entregaron también los resultados de los exámenes de ADN realizados a la fallecida víctima en el lobby en del hostal, los que pudieron determinar que no hubo relaciones sexuales con los detenidos. Para esto se analizaron restos de semen, los que no correspondían a los acusados.

Ahora, se prevé que el martes 9 de octubre terminen de declarar los testigos restantes de la Fiscalía, momento en que la defensa de los chilenos pedirán al juez que desestime el caso. Hasta ahora, han sostenido que todo se trató de un acto de legítima defensa, además, han apuntado contra las contradicciones de algunos testigos y como en este caso, irregularidades en pruebas.