“Aquí hay una historia de invisibilización del Estado hacia estas situaciones, donde madres han perdido a sus hijos de una manera inexplicable”. Así reaccionó Gabriel Guzmán, coordinador ejecutivo del Observatorio para la Confianza, al reportaje publicado esta mañana por El Desconcierto, que da cuenta de la historia de María Diemar y su lucha como una de las más de 2 mil personas que fueron adoptadas irregularmente en la dictadura militar.

Te puede interesar: La batalla de María Diemar y las víctimas de las adopciones irregulares durante la dictadura

“La omisión del Estado también es una violación de derechos, en tanto no se ha hecho cargo de proteger los derechos de los niños y niñas”, opinó Guzmán en entrevista con Rayén Araya en #AquíYAhora, el programa de cada mañana transmitido en simultáneo por Súbela Radio y El Desconcierto. “Las adopciones irregulares es un oscuro en la dictadura y la iglesia y las congregaciones fueron cómplices”, agregó, en referencia a varios testimonios que han recogido como Observatorio, que da cuenta de casos donde, pese a que las madres iban regularmente a visitar a los niños, éstos fueron declarados abandonados.

“El Estado tiene una labor de buscar la verdad y realizar una reparación de las vulneraciones. Pero por el tiempo prolongado, las evidencias para procesos judiciales se complejiza”, afirmó Guzmán.