Tras una larga investigación judicial y técnica realizada por equipos de la Municipalidad de Valparaíso, sobre el cierre del contrato con el actual concesionario de parquímetros Don Javier S.A., el alcalde de la ciudad, Jorge Sharp, apoyó la propuesta de que sea Bomberos la institución que se haga cargo de los 700 cupos de estacionamientos que explota la empresa cuestionada por incumplimientos.

Fue la opción que sonó más fuerte, por eso es que el jefe comunal se reunió en el edificio consistorial con la comandancia del Cuerpo de Bomberos de Valparaíso para trabajar en un modelo transitorio, mientras se preparan las nuevas bases de licitación.

Destacando la importancia del buen uso de los espacios públicos, el jefe comunal porteño argumentó que “también deben estar a disposición de los intereses de la ciudadanía y de los vecinos de Valparaíso. Es por esto que hemos decidido junto al Cuerpo de Bomberos de Valparaíso buscar una fórmula que permita que los recursos que se obtienen por estacionar en algunas calles de la ciudad se destinen al financiamiento del trabajo que esta institución realiza todo el año y que permite salvar muchas vidas en Valparaíso”.

En tanto, el comandante del Cuerpo de Bomberos de Valparaíso, Rodrigo Romo, expresó su voluntad de administrar los parquímetros en la ciudad puerto: “Estamos muy contentos que el alcalde abra esta posibilidad para que nosotros administremos las calles de un sector del plan de la ciudad, a través de la explotación de los parquímetros. Esto nos permitirá obtener recursos estables y proyectar la mejora de nuestra labor y compromiso con la ciudad, ese es nuestro principal objetivo por lo tanto, esperamos que este proceso se pueda concretar”.

Sobre la experiencia a la hora de administrar este tipo de empresas y su relación con sus trabajadores, Romo precisó que “como institución trabajamos con personas por lo que creemos que podríamos asumir esta posible administración, Bomberos agrega un valor que pocas empresas tienen, nosotros trabajamos salvando vidas. Empatizamos con el trabajo que realizan los operarios, porque nosotros también trabajamos en la calle, sabemos lo que significa trabajar mojados en invierno, una de nuestras principales preocupaciones será las medidas de seguridad que tienen los operarios en la calle”.

Dados los incumplimientos graves a las cláusulas del contrato desde el año 2015 de parte de Don Javier S.A., la Municipalidad de Valparaíso comenzó a trabajar en distintas alternativas que permitan mantener la regulación de los estacionamientos y que a la vez no pongan en riesgo el trabajo de los actuales operarios de la empresa.

En ese sentido, el encargado de Operaciones de la Municipalidad de Valparaíso, Patricio Cáceres, detalló que están en pleno proceso de revisión de todos los contratos y concesiones.

“Hemos estado fiscalizando lo que por años no se fiscalizaba y velando por los intereses de los ciudadanos. En este proceso nos hemos encontrado con los contratos de Eagle Care (grúa), Total Transport (maquinaria y aseo), Feza (aseo) y Don Javier (parquímetros) contratos que han sido lesivos para las arcas municipales y por ende para el bien común de Valparaíso, esperamos seguir fiscalizando y denunciando cualquier tipo de irregularidad que detectemos”, detalló.

Tanto el cierre de Don Javier S.A. como la aprobación del nuevo proceso de reemplazo serán votados en el próximo Concejo Municipal de la semana del 8 de octubre.