Durante este miércoles el Juzgado de Investigación Preparatoria de la Corte Suprema decidió anular el indulto humanitario concedido por el ex presidente Pedro Pablo Kuczynski al ex mandatario Alberto Fujimori, quien deberá cumplir su condena completa de 25 años por las violaciones a los derechos humanos ocurridas en las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta.

Además, el juez ordenó ubicar y capturar a Fujimori, con el objetivo de “que sea reingresado al establecimiento penitenciario que designe la autoridad penitenciaria”. De esta manera, la justicia acogió la demanda civil que buscaba no aplicar indulto humanitario al ex presidente.

La decisión del Poder Judicial aún puede ser apelada y de hecho Miguel Pérez Arroyo, abogado de Fujimori, anunció que su cliente está “bastante consternado” con la noticia y aseguró que el fallo es “cuestionable”.

“Entiendo que hay razones políticas. Son muchas razones políticas que probablemente la gran responsabilidad, para efectos de esta razón política, quede en el partido de la propia hija del ex presidente. Pero razones jurídicas no las encuentro”, sostuvo Pérez.

A la vez, el abogado de Fujimori indicó que el ex mandatario debería retornar al penal de Barbadillo en la Diroes, aunque añadió que “en la lógica de la venganza política” es posible que quieran llevarlo a Challapalca. A fines de agosto, asistió a un chequeo médico y declaró que no creía posible que se le retirara el indulto: “No (creo que reviertan al indulto). Eso está sustentado médicamente. Yo tengo fibrilación auricular paroxística, que es una enfermedad riesgosa”, argumentó.

Sin embargo, en este escenario, pese a que la defensa de Fujimori apele a la decisión de la justicia, el ex jefe de Estado tendrá que regresar a prisión para continuar cumpliendo su sentencia, a la espera de la apelación.