De acuerdo a un informe elaborado por Chile Sustentable, las 28 termoeléctricas a carbón que operan actualmente en el país son responsables del 91% de las emisiones totales de dióxido de carbono (CO2), el 88% de la totalidad de material particulado (MP), el 97% de las emisiones totales de SO2 y el 91% de las emisiones totales de óxidos de nitrógeno (NOx).

La información salió a la luz en medio de las sucesivas crisis que se han vivido durante el último mes en las comunas de Quintero y Puchuncaví, donde sus habitantes han sufrido intoxicaciones –síntomas como vómitos, mareos, dolores de cabeza y más– debido a la contaminación ambiental que genera la gran industrialización de la zona.

Según consigna El Mostrador, el informe además señala que de las 28 centrales existentes en el país, 15 son propiedad de AES-Gener (de capitales norteamericanos), 8 de Engie (francesa), 3 de Enel (italiana), una de Colbún, y una de la Compañía de Generación Industrial, estas dos últimas de propiedad nacional.

Otro de los datos más llamativos es que las instalaciones se concentran en solo seis comunas del país: Iquique, donde existe una instalación de Enel; Tocopilla, que alberga hay 7 centrales: 5 de Engie y 2 de AES Gener; Mejillones, con 8 termoeléctricas: 4 de Engie y 4 de AES Gener; Huasco, con 5 centrales, todas de AES Gener; Puchuncaví alberga 5 y también todas son de AES Gener; y finalmente, en Coronel hay 3, 2 de Enel y una de Colbún.

Respecto de la concentración de los contaminantes señalados por zona, la relación en 2017 fue la siguiente: el 32% del total de las emisiones del parque carbonero se aglutinó en Mejillones, 22% en Puchuncaví, 17% en Tocopilla, 15% en Huasco, 11% en Coronel y 3% en Iquique.

En tanto, los porcentajes de participación de la torta energética son liderados por AES Gener, que tiene un 52%, seguida por Engie, con 28% y Enel con 10%.