La sección femenina del Bayern Múnich se visitó de gala para celebrar el amor. A través de su cuenta de Twitter, el club alemán comunicó que dos de sus jugadoras se casaron: se trata de la internacional checa Lucie Vonkova y de la holandesa Claudia van den Heiligenberg, quien es futbolista del segundo equipo.

Sin revelar más detalles sobre cuándo y dónde se concretó el enlace, el conjunto bávaro expresó sus felicitaciones junto a una fotos donde las novias lucen sonrientes junto a la torta: “Felicidades de corazón y todo lo mejor que uno se pueda imaginar para vuestro futuro en común”, escribieron.

Ambas deportistas juegan desde 2017 en Múnich, una ciudad a la que llegaron juntas, procedentes del club alemán Jena. A sus 26 años, Vonvoka defiende los colores de su equipo en la Liga alemana y en la Champions League europea, mientras su actual esposa, Van den Heiligenberg, de 33 años, trabaja su oportunidad en el segundo equipo.

En redes sociales, la defensa holandesa celebró expresó su felicidad por la noticia: “Sí, me casé con la mejor mujer de este mundo y tuve a la otra mejor mujer de mi vida a mi lado”, expresó. “Miren a mi hermosa esposa, gracias por todos los amables y cariñosos mensajes”, añadió.

En Alemania, el matrimonio homosexual fue legalizado en julio de 2017, tres semanas después de la aprobación en la Cámara Baja de la ley “matrimonio para todos”. La normativa garantiza, además, los derechos plenos de adopción para parejas del mismo sexo.

A diferencia de lo que ocurre en el fútbol masculino, las mujeres deportistas han liderado un destape de la diversidad sexual en la profesión. A fines de septiembre pasado, las jugadoras de Hockey olímpicas, Meghan Duggan, de Estados Unidos, y Gillian Apps, de Canadá, dejaron a un lado por un momento los duelos épicos que han protagonizado como rivales sobre la cancha de hielo, para contraer nupcias. El matrimonio también fue comentado en redes sociales y evidenció la forma en que las mujeres hacen visible también la diversidad sexual en el deporte.