1) Se trata de una isla archipiélago donde finalmente llega a fines de los sesenta una variante de la imagen en movimiento. La Televisión. 

El que escribe esta carta de ajuste tiene una tele gorda y chica.

La TE de inicios de los noventa es la misma teleserie disfrazada de película.

Es la segunda parte de Palomita Blanca o Diálogo de Exiliados.

Es su trabajo imaginar escenas con amigos y amigas en los bares perdidos entre la niebla orillera puertomontina.

Es filosofía escrita entre el celuloide y el pixel.

Es poesía que a veces brota de los personajes y se estanca en la demagogia.

En la lengua a medio filo. A medio morir saltando en la incertidumbre de un recuerdo.

Un día tras otro. En esa cotidianidad se mueven los personajes como en la película de Jarmush Ñew yersey.

Un buen aporte al parpadeo nacional. Uno sale del cine y da la impresión de que sigue metido en la poética Ruiziana y su nostalgia Exilea. Desbarata la perdida lógica racional de las cosas. Ahora transformada en obra de teatro, ahora el lenguaje cantinflero de los neopolíticos millonarios.

Una secta tras otra haciendo cualquier cosa por vender la papa verdadera.

En este momento el espectador está en lo que era un cine viendo la teleserie.

 

2) ¿Cuántas muertes tendrán que pasar hasta que el sepa

que mucha gente ha muerto?

La respuesta, mi amigo, está soplando en el viento…

 

-Oye ¿y a este hueón le dieron el premio Nobel?

-¿… qué hueón?

-Lokestamocuchando ahuonao

-Ah, no cacho inglés y estaba en otra

-¿Querí otro poco?… ¿En questabay?

-¿Cachai que día es hoy?

-No huei questay de cumpleaño

-Naquever ahuonao hoy día…

-Chucha se cortó la luz huachito

-¡Salú mi luz del hembral!

-jjjjjjjjjjjjj jjjjjjj jjj jj ……

 

3) La segunda vez que vi la película errante como yo fue en el viejo cine Normandie. Una buena oferta de entrada a dos lucas. A las cinco de la tarde de un domingo. Chile transformado en una fonda quejona porque ayer las ventas no fueron buenas. Porque hacía un poco de frío de primavera. Y hace tiempo que no venía a un rotativo. Bueno ¿y en qué teleserie trabajas tú,mi querido lector de superficie con fondo cordillerano? Primero daban El Bosco, el jardín de las delicias”. Darle vueltas a opiniones diversas sobre ese cuadro tríptico que aloja en el museo madrileño de El Prado.

4) El cine de Raoul Ruiz vive en la Telenovela Errante. Una semana de Valerias y Alarcones que nos retratan de cuerpo entero. En el caso de la función en el cine Condell de Valparaíso lo emarianamente extraordinario fue la cola que se formó y que esta vez daba para la calle de los Troleys. Variedad sudada y sonriente al calor de la diversidad porteña. Escasa concurrencia de la llamada tercera edad y ella le dijo: Me tinca que este huevón nos va a sacar la foto de los palomitos blancos, de los diálogos de exiliados y la del cuadro robado.

Queda pasarla en los gimnasios chilenos.

A las nueve por TVN y los hueones quedan locos. Una semana seguida a las nueve.

Yo vi Cofralandes de este cineasta. Filete y tinto frutoso.

Esta semana sería la tercera vez que la voy a ver.

Ah.


Poeta y fundador del Garage Matucana.