En medio de las denuncias por abuso sexual en su contra en Chile y en Alemania, un equipo de 24Horas viajó para entrevistar al obispo emérito Francisco José Cox donde reside desde el año 2002. Según el movimiento religioso Schoenstatt, el sacerdote se trasladó a la localidad de Vallendar al mostrar signos de “demencia senil, no es autovalente y depende de enfermería”.

El renunciado obispo de la diócesis de La Serena se encontraba en una de las casas del Instituto Padres de Schoenstatt cuando fue presentado al periodista de TVN, provocando un rápido cambio en su actitud.

“No. En televisión… ni periodismo, en este momento en que hay un enredo en Chile enorme”, se excusó desde un inicio. Además, al ser consultado por las denuncias de acoso, el obispo señaló que “eso no es problema mío en estos momentos”. 

El reportero de TVN decidió insistirle a Cox en hablar sobre el tema y el religioso respondió ofuscado: “¿Por qué mejor no te retiras? Ya que no quiero hablar de eso”, le dijo. Sin embargo, antes de abandonar el lugar, le consultaron por su nueva nueva en su actual residencia, a lo que Cox señaló “ese es otro tema”

“Te he dicho dicho que no quiero conversar ese tema contigo, gracias”, manifestó el obispo cuando le preguntaron qué le diría a las víctimas de sus abusos. “No tengo nada especial que decir”, añadió.