Mientras se encuentra en prisión hace casi dos años, procesado por los abusos sexuales cometidos contra siete menores de edad, el músico Cristián Aldana, líder de El Otro Yo, publicó un comentario en Facebook en donde destacó que lleva 2 semanas en huelga de hambre en búsqueda de un juicio justo.

Aldana dedicó su publicación a defender a los músicos de Onda Vaga, una banda argentina que suma más de 30 denuncias por abusos sexuales y acoso a mujeres cuando eran adolescentes.

“Llevo más de 2 semanas de huelga de hambre y no estoy teniendo un juicio justo, pido que se aparte el tribunal Nro 25 de mi causa, y sigo esperando que alguien de Derechos Humanos se interese en mi caso. Este tribunal sigue contestando “no a lugar” a los pedidos de mi defensa”, sostuvo en su reclamo contra la justicia.

A juicio del músico, la decisión del tribunal deja en claro “que quieren condenarme con pericias psicológicas donde el sentido común pone en claro que deberían anularse por improcedentes. Vuelvo a declarar que quieren usar mi causa como trofeo dentro de una guerra sexista desquiciada, donde todo hombre hoy es sospechoso arbitrariamente”.

En su publicación, el líder de El Otro Yo aseguro que la escena musical independiente de Argentina “sufre una persecución inimaginable. Yo no soy un violador ni un abusador ni un golpeador”, recalcó, recordando que entró al penal de Marco Paz a fines de diciembre de 2016.

En esta línea, Aldana agregó que “desde ese momento veo como El Otro Yo, Salta la banca, La Mississippi, Boom boom kid, Jauría, El Mató y ahora Onda Vaga – grupos políticamente incorrectos que no se dejan dominar por patrones comerciantes esclavizantes de la industria musical, y que por lo tanto, somos un mal ejemplo para una idea de sistema capitalista y oligarca- quieren desprestigiar la elección exitosa de ser un grupo musical independiente”.

Yendo más lejos, el músico aseguró que “hoy somos perseguidos, desprestigiados, vulnerados y estigmatizados. Les pido a mis colegas que no tengan miedo. Salgan a hablar. Defiendansé. No dejen que nos roben y pisoteen nuestros ideales”.

En sus descargos, mientras es procesado por abuso sexual a menores, Cristián Aldana señaló que “el peor mal es que te acusen de algo que no sos, y que no te dejen defender. Vulneraron todos mis derechos. Tuve que luchar contra todos los demonios para no atentar contra mi vida. Gracias a Dios sigo vivo y luchando con los brazos en alto. Pido por mis colegas, hoy le tocó a Onda Vaga, ¿quién sigue en la lista?”, se preguntó.

Por último, la voz de El Otro Yo aseguró que nadie está libre de este “tipo de ataques” y llamó a no permitir que el sistema capitalista “!utilice la lucha feminista para cometer atentados ilícitos y encarcelar a la música independiente. Nos persiguen los mismos que nos persiguieron siempre. A los que siempre nos enfrentamos con la UMI, y a los que hoy seguimos resistiendo. No dejemos que con esta excusa manipulen nuestra libertad y la de todos los artistas”, cerró.