A través de su cuenta en Twitter, una mujer llamada Isidora acusó al analista político Cristóbal Bellolio de haberla besado sin su consentimiento en medio de un evento social hace 8 años.

La joven aseguró que Bellolio abusó de su poder en una ocasión, cuando iba pasando por al lado de su mesa. “Él se paró me miró,dijo ¡¡preciosa!!, me tomó x los hombros y me dio un beso q él llama piquito,yo sentí su saliva y su copete en mis labios”, escribió en la red social.

Isidora insistió en exigir las disculpas del cientista político, pese a los insultos que recibió tras su denuncia: “Estas cosas van juntando penitas y daños en el autoestima. Y no es una excusa el tiempo, el alcohol, ni son desatinos, es una falta de respeto donde la persona ABUSA de su poder”, sentenció.

Tras varios días denunciando la situación, Bellolio decidió asumir su responsabilidad y reconoció los hechos: “Para quienes preguntan, historia q relata @Isidora es verdad: en evento social hace 8 años la saludé c/ beso d frente en lugar d beso en la mejilla. No le bajo perfil ni justifico x trago: eso no se hace, nunca. Fue prepotente y mal educado. Hago pública disculpa q di en privado”, escribió.

Sin embargo, Isidora fue más lejos que “las disculpas no valen cuando no se utilizan las palabras adecuadas” y recalcó que no importa que “haya sido hace 8 años, es la disculpa que todo fanático religioso esta tratando de minimizar de los abusos”. 

A la vez, acusó a Bellolio de seguir minimizando la situación: “Estoy en un proceso de sanación de varias situaciones personales y esta espina la tengo clavada. Porque sigues minimizando las cosas. No fue un piquito. Me agarraste, me tomaste de los hombros, me acercaste a ti y me pusiste un BESO, y yo sentí tu saliva y tu copete”, recriminó.

“No nos conocíamos  nadie nos presentó, simplemente lo hiciste. Me viste como un mueble agraciado y me agarraste. Me dio asco, repugnancia, me sentí mal, me fui y me perdí la fiesta. Yo estaba vestida normal, estaba sobria. No hice nada malo”, resumió.