Hace unas horas el anglo McPato viene de hacer el ridículo en la asamblea general de el zoológico de naciones unido. Su marca temblará un poco en la bolsa mañana. La pequeña tragedia tiene un escenario. Un comedor que mostrarle a las visitas. La banderita de T la podemos relacionar con la USNAVY. Con la LEÑA posiblemente falsa.

Hace unos días que el Yanacona idea cómo llamar la atención. Mira por las redes sociales para sacar ideas. Con la mano DERECHA sostiene nuevamente un papelito. Ha practicado el gesto muchas veces frente al espejo. Que se vea el reloj caro. La sonrisa pep. El pelo blanco levemente casual. Que no parezca peluca. Lo que no sabe es que el papelito esta vez es falso.

-¿Y cuántos incendios lleva la casa Blanca, presidente?

-Los mismos que La Moneda.

-Cualquier moneda me sirve.

Ambos coinciden en el terno y en la camisa blanca. El uniforme del patriarcado durante el último siglo. Siguiendo los consejos de los asesores de imagen uno se pone una corbata LILA y el otro ROJA. Dejó reverberar las palabras. La chimenea es de mármol romano. Se puede ver una columna detrás de unos cómodos sillones de cuero de caballo. Hace años que no la prenden.

Los dos no firmaron acuerdos por el equilibrio ambiental del mundo y sus millones de dólares les tiritan en la mueca hipócrita. Y el reflejo de las cámaras en los zapatos lustrados de sangre morena. Todo en medio de una guerra comercial mundial provocada por el anglo que se vengará de las carcajadas del populacho global. Los dos a salvo en sus palacios de la crisis ambiental y los avaros del templo. Los amiguis de Bolsonaro en la cuna de la voracidad decadente.

Y arriba quemando el sol.


Poeta y fundador del Garage Matucana.