“Como The Beatles y One Direction antes que ellos, BTS mezclan una apariencia de rompecorazones y coros una pegajosos, junto a movimientos de baile en la línea de New Kids on the Block y Nsync”.

Así parte describiendo la revista Time a la banda de K-pop BTS en la publicación en Instagram de la portada que le dedicaron como uno de los líderes de las próximas generaciones en su edición especial.

Además, se arriesgan comparándolos con The Beatles, aunque no sea precisamente por su música, sino por lo que esos sonidos alegres y lúdicas (en la primera etapa) generan en su público, como el fenómeno que produjeron los de Liverpool cuando pisaron tierra estadounidense por primera vez y se desató una ola de histeria, gritos y desmayos.

En la misma línea, la prestigiosa revista continúa señalando que la banda “está pisando nuevo terreno. BTS no solamente son los primeros artistas coreanos en llenar completamente un estadio en Estados Unidos (sin mencionar la venta de álbumes a lo largo de toda Asia), y lo han hecho sin atender a las audiencias de occidente”.

“Solo uno de sus miembros, RM, habla fluidamente inglés, y la mayoría de la canciones están en coreano. El grupo también está adaptado naturalmente a las redes sociales, tanto para promover su música como conectar con sus fans”, agrega.

Por otra parte, Time destaca que si bien V, Suga, Jin, J-Hope, Jung-kook, Jimin y RM poseen elementos de la cultura idol, como sus estética, las coreografías y lo divertido de sus singles, también se hacen cargo de sus fallas.

“Incluso si hay una barrera en el lenguaje, cuando la música parte, la gente reacciona de la misma manera donde sea que vayamos”, destacan desde la revista que dijo Suga. “Parece que la música realmente nos hace juntarnos”.

Hace unas semanas, antes de su concierto, los siete integrantes de BTS llegaron hasta la sede de la ONU en Nueva York para dar un emotivo discurso para los jóvenes, el que fue aplaudido transversalmente.

View this post on Instagram

Like the Beatles and @onedirection before them, @bts.bighitofficial serves up a mania-inducing mix of heartthrob good looks and earworm choruses, alongside dance moves in the vein of @nkotb and @nsync. But the band—whose name stands for Beyond the Scene—is also breaking new ground. Not only is BTS the first Korean act to sell out a U.S. stadium (to say nothing of the records they’ve set across Asia), but they’ve done so without catering to Western audiences. Only one of their members, RM, speaks fluent English, and most of their songs are in Korean. The group is also preternaturally adept at leveraging social media, both to promote their music and connect with their fans. And although BTS has idol elements—the slick aesthetics, the sharp choreography, the fun-loving singles—they also embrace their flaws. “Even if there is a language barrier, once the music starts, people react pretty much the same wherever we go,” says Suga. “It feels like the music really brings us together.” BTS is one of the three TIME International covers showcasing the Next Generation Leaders. Read more on TIME.com. Photograph by @nhuxuanhua for TIME

A post shared by TIME (@time) on