Durante la noche del pasado miércoles la conductora de “No culpes a la noche”, Katherine Salosny, fue fiscalizada por personal de Senda y Carabineros de Ñuñoa mientras conducía su automóvil.

Tras el procedimiento realizado en la calle Manuel de Salas, la animadora fue detenida y trasladada a una comisaría por conducir en estado de ebriedad. Luego, por instrucción del fiscal, Salosny quedó en libertad y ahora está a la espera de una citación.

La prueba practicada a la conductora arrojó 1,17 grados de alcohol en la sangre. Según lo dispuesto por el protocolo, después de 15 minutos la animadora fue sometida a una segunda prueba que mostró la misma cantidad de alcohol.

“TVN comprende que la situación reviste gravedad y, aunque apoya humanamente a Kathy Salosny, espera que enfrente lo que corresponde mientras se desarrollan los pasos procesales pertinentes“, fue la postura del canal al respecto.

Por ahora, Salosny no ha entregado explicaciones sobre lo ocurrido y solo borró una foto que había subido a Instagram horas antes de la detención, en donde aparece con una copa de champagne en la mano.