La actriz Ignacia Allamand se refirió por primera vez a las denuncias por violación y abuso sexual en contra de Nicolás López, a quien definió como su amigo. En entrevista con Revista Caras, una de los rostros más frecuentes en las películas del director señaló que

“Es un tema delicado, somos muy amigos. Cuando surge un escándalo de este tipo, la gente se apresura en pedir explicaciones o en buscar responsabilidades en el entorno más cercano del acusado, sin considerar que ese entorno también vive un duelo, que está frente a una situación nueva y no siempre sabe cómo reaccionar. Se exige de manera violenta e irrespetuosa que demos una opinión acabada de una situación que los denunciantes demoran 10 o 12 años en hablar”, señaló

Allamand sostuvo que, respecto a las denuncias, uno “no puede estar en contra o a favor de una situación que tiene dos puntos de vista y que se nos ha permitido conocer solo uno”.

La actriz aseguró que una conducta abusiva “siempre será responsabilidad del abusador”, pero señaló que las mujeres “tenemos que ser muy claras, entregar las señales correctas desde el principio para no exponernos a vivir situaciones dolorosas. Ninguna mujer debiera sentir jamás que debe comportarse de tal manera por miedo a las reacciones de un hombre”.

A la vez, relativizó la veracidad de las denuncias al señalar que “por los anticuerpos que genera la personalidad de Nicolás e incluso sus películas, existe permiso para decir cualquier cosa sin que se averigüe cuáles son ciertas y cuáles no. Hay información que en ese reportaje que no es verdad”.

En la entrevista, Ignacia Allamand aludió al reportaje de revista Sábado que puso en evidencia las denuncias de varias actrices contra López y apuntó a sus declaraciones en TV al respecto: “Creo que se está hablando con bastante liviandad. ¿Por qué no llamaron a las actrices que tienen buenas experiencias laborales? Sé que con esto algunas personas me van a atacar, pero estamos hablando de un amigo, y uno a los amigos los acompaña”.

La actriz también fue consultada por la querella contra el director por violación a una menor de edad y aseguró que “me parece brutal, espantado que hubiera echo algo así hace catorce años. No lo conocía… ¿qué hago?, ¿no le hablo más, ¿termino nuestra amistad?”. En la misma línea, añadió que “la amistad es todo lo contrario a eso… Ahora, si se comprueba que es verdad, sería difícil. Tendría que estar en el momento”.

Allamand también tuvo críticas hacia el accionar de algunas de sus colegas que denunciaron a López, declarando que “muchas de las mujeres que lo acusan no las conozco, y a otras que las he escuchado estar pasándolo mal, durante años las vi en alfombras rojas o en cumpleaños con él, siguiendo siendo sus amigas”. Y apuntó específicamente a Josefina Montané y a Lucy Cominetti: “Acusar a una persona que de alguna manera ya fue condenada socialmente y no decir nada sobre otra con la que se tiene más historia, me parece de un cinismo brutal”.

“Josefina fue a la fiscalía a relatar una salida a comer con Nicolás, que pudo haber sido muy inadecuada, pero que según sus palabras él nunca la tocó. Sin embargo, no tiene nada que decir sobre Herval Abreu, el director que la descubrió, con quien hizo varias teleseries y que hoy tiene dos denuncias de violación por parte de actrices. ¡Es raro! Cuando quieres ser parte de un movimiento como el que estamos llevando hoy las mujeres, debemos entregarnos enteras, ¡poner las tripas afueras! Y no omitir información”, argumentó.

Por último, señaló que se está hablando de personas adultas “que voluntariamente se reúnen, no me acomoda el rol de la mujer que dice: ‘No sé por qué voy, no sé por qué tomo’. Si vas a denunciar una situación así, tienes que ser impecable con tu memoria, con la verdad, y ser consecuente”, cerró.