El Vaticano informó esta mañana que el Papa Francisco decidió expulsar a otros dos obispos chilenos por “abusos a menores”.

Según consigna La Tercera, se trata del arzobispo emérito de La Serena, Francisco José Cox y del emérito de Iquique, Marco Antonio Órdenes Fernández, quienes recibieron el castigo máximo de la iglesia.

Desde la santa sede se emitió un comunicado donde precisaron que en ambos casos se aplicó el artículo 21 § 2, 2° del motu proprio “Sacramentorum Sanctitatis Tutela” producto de “actos manifiestos de abusos a menores”.

Tanto Cox como Órdenes ya fueron notificados de esta determinación por la Congregación para la Doctrina de la fe.

Todo esto se da en el marco de la investigación que lleva adelante la Fiscalía y que ya tiene en la mira a más de un centenar de miembros de la iglesia que serían autores o encubridores en casos de abuso sexual.