Javiera Blanco renunció a su cargo en el Consejo de Defensa del Estado (CDE) en medio del revuelo que ha causado su supuesto vínculo en el caso Sename.

Según consigna Emol, la ex ministra de Justicia descartó cualquier responsabilidad en la crisis que vive la institución y en el desarrollo del programa Ascar que está siendo investigado por la Fiscalía.

Pretender responsabilizar a mi persona por todo ese abandono histórico (de la infancia), de décadas, resulta poco creíble“, sostuvo.

Sin embargo, Blanco comprende que dentro del CDE su presencia comenzó a causar resquemores. “La incomodidad de los consejeros, que la entiendo, hace que tome esta decisión”, argumentó.

El nombre de la ex secretaria de Estado también aparece en otras dos investigaciones que tienen relación con el presunto mal uso de fondos para contrataciones en Gendarmería y otra que indaga el uso de gastos reservados en Carabineros.

“En ninguna de las tres imputaciones tengo responsabilidad alguna. He esperado dos años para ser escuchada. En dos de ellas todavía no he podido declarar”, afirmó.