El Ejército de Chile aclaró las circunstancias en las que se dio el homenaje a Miguel Krassnoff y lamentó la situación.

Desde la institución castrense aclararon que en ningún caso esta actividad fue algo institucional sino que fue más bien una salida de protocolo del hijo del violador de Derechos Humanos, quien aprovechó la instancia para homenajear a su padre.

Según consigna Radio Bío Bío, el homenaje fue realizado al final de una competencia deportiva y estuvo “fuera del espíritu de tal evento”, según aclararon.

“El hecho referido no correspondió a un homenaje al brigadier en retiro Miguel Krassnoff Marchenko u otros condenados por derechos humanos, sino que a una competencia deportiva y de camaradería”, explicaron.

Para cerrar, la institución reiteró su compromiso con “las resoluciones que adoptan los Tribunales de Justicia y su convicción de que no le corresponde a ninguno de sus integrantes, de modo alguno, emitir opinión o juicios de valor al respecto”.