Este domingo se realizaron los primeros comicios para las elecciones municipales en Bélgica. En Ninove, una localidad de 38 mil habitantes, se impuso como nunca antes la ultraderecha de mano del partido Forza Ninove.

Luego de este triunfo fue posible ver en diversas imágenes y puntos de celebración a personas simpatizantes al partido festejando con saludos nazis. Forza Ninove es la lista local del partido Vlaams Belang que tiene presencia en todo el país y defiende ideas fascistas en distintos espacios de representación.

La opción vencedora en Ninove logró el 40 % de los votos. Un 13,5% más que en las elecciones municipales de 2012. De esta forma, por primera vez la ultraderecha estaría tan cerca del poder municipal de cara a los próximos comicios.

Para impedir la avanzada de la lista de ultra se necesitaría que el resto de partidos se aliaran en contra de Forza Ninove. Entre ellos se hayan los liberales (26,9%) y el conjunto de demócrata cristianos y socialistas (22,4%).

Por su parte, Nueva Alianza Flamenca (N-VA), el partido hegemónico en la coalición del gobierno de Bélgica, no descarta dar su apoyo (8,44%) a la extrema derecha en Ninove.

“En principio, nosotros no gobernamos con extremistas. Pero en Ninove, la situación es excepcional. No soy fan de las coaliciones de monstruos para excluir a alguien, pero tampoco me entusiasma la idea de ayudar a un candidato salido de un partido extremista”, consignó su presidente según La Vanguardia.