En rechazo a la responsabilidad atribuida por el gobierno a la Empresa Nacional del Petróleo (Enap) por la crisis ambiental que enfrenta Quintero hace más de un mes, los trabajadores decidieron realizar una protesta y tomarse las instalaciones.

Según explicó Norberto Díaz, presidente de la Federación de Trabajadores del Petróleo y secretario general de la CUT, la manifestación apunta contra a la “acusación y montaje contra Enap”, realizada por el gobierno de Sebastián Piñera y empresarios.

El vocero agregó que “estamos cansados del ataque injusto, infundado y poco serio por parte de autoridades de Gobierno (…) no tenemos nada que ver”.

Durante este martes, los trabajadores suspendieron el ingreso a las refinerías de Quintero y Concón, además del terminal Quintero, que otorga bombeo de suministro de combustible hacia la capital y desembarco de buques.

Díaz aseguró que esperan que la paralización de servicios se extienda por cerca de cuatro horas, lo que retrasará el abastecimiento de las estaciones de la Región Metropolitana.

La señal de los trabajadores ocurre tras los allanamientos liderados por la PDI, en el marco de la investigación por intoxicaciones masivas en la región de Valparaíso. Pese a que las diligencias también se realizaron en otras empresas, como Nexo y Oxiquim, los empleados de ENAP acusaron una persecución del gobierno,

“Ha habido una maniobra para culpar a ENAP de incidentes con elementos químicos que no producimos, almacenamos, ni distribuimos”, sostuvo Díaz, recordando que “estamos conscientes y seguros que no somos responsables de las nubles tóxicas de Quintero”.