Sólo sonrisas dejó el encuentro entre Jacqueline Van Rysselberghe y Jair Bolsonaro en Río de Janeiro de cara a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales donde el ultraderechista asoma como favorito.

La cita estuvo marcada por la polémica que se generó en la UDI por el viaje de su presidenta que no fue conversado dentro de su partido.

Sin embargo, en tierras brasileñas todo fue felicidad. La senadora en conjunto con Bolsonaro grabaron un video donde el candidato le mandó saludos “al pueblo hermano de Chile”.

“Nos queremos acercar cada vez más a ustedes, agradeciendo la visita de esta comitiva espectacular que está aquí, entre ellos dos senadores de la República”, sostuvo en referencia a Van Rysselberghe y al senador por Arica José Durana, quien también viajó hasta Brasil.

La senadora enfatizó en la cita que quiere que la izquierda deje de ganar en América Latina debido a que elevó los niveles de corrupción.

Para cerrar, Bolsonaro le envió un saludo directo al presidente de Chile. “Un abrazo especial a Piñera. Lo admiro desde su primer mandato cuando lo conocí. Y sé que juntos, en el bilateralismo y los acuerdos, tenemos todo para traer nuestro progreso y la felicidad para nuestros pueblos”, señaló.