Cerca de las 10 de la mañana de este miércoles, el sacerdote Raúl Hasbún llegó hasta la Fiscalía Centro Norte para declarar en calidad de imputado ante la justicia.

El religioso dará su testimonio por el eventual encubrimiento de los presuntos delitos sexuales cometidos por el sacerdote Jorge Laplagne contra J.A.M.H., caso en el que Hasbún participó como promotor de la justicia.

En su llegada al recinto, el sacerdote no dijo palabra acerca de los múltiples casos que son investigados al interior de la Iglesia Católica y prefirió manifestar su alegría por el triunfo de la Selección Chilena ante México, en el último partido amistoso.

“Feliz con el gol del Nico Castillo”, expresó Hasbún en referencia a la única anotación de Chile en el encuentro. Sus palabras fueron replicadas en redes sociales y se leyeron como una burla hacia las víctimas.

La diligencia en la que participa Hasbún fue ordenada por el fiscal regional de O’Higgins, Emiliano Arias. El sacerdote actuó como procurador de justicia en la denuncia realizada en 2010 en contra de Laplagne.

En 2015, el religioso cerró la investigación preliminar, con el apoyo de Ezzati, tomando solo en cuenta la versión de un sacerdote y psicólogo de Chillán, quien aseguró que la denuncia se debía a una posible mitomanía del denunciante.