Vania Zúñiga tenía 27 años y un avanzado embarazo cuando fue asesinada a golpes en 2017. La mujer vivía la violencia de su ex pareja, que muchas veces la llevó a denunciarlo formalmente y en redes sociales: “Quiero dejar claro que si me mata, yo hice cada denuncia, pero el Sernam y la Bachelet son una burla para las mujeres que somos violentadas. En todas formas el papá de mi hija me sigue amenazando de muerte”, escribió el 30 de julio, apuntando a su pareja, Daniel Ortega.

Casi un mes después, el cuerpo de la mujer fue encontrado con diversos hematomas y heridas cortopunzantes atribuibles a un tercero, al interior de su casa ubicada en Miraflores Alto, en Viña del Mar. La joven fue encontrada con una data de muerte de 12 horas y junto a su cuerpo se encontraba su hija de un año, con principios de hipotermia.

Hasta la fecha, aún no hay imputados por la muerte de Vania Zúñiga. Tras una investigación, el equipo de CHV Noticias confirmó errores en la investigación que han permitido que el caso siga en la impunidad.

En su informe, el Servicio Médico Legal concluyó que la joven madre murió producto de un hematoma subdural agudo y un traumatismo encéfalo creaneano, tras recibir un golpe en la cabeza. El análisis añadió que “se presume la participación de terceros” en el caso. Sin embargo, la carpeta de la PDI sostiene que “no se revelaron rastros papilares útiles para realizar una investigación y/o comparación dactiloscópica”, lo que indica que no habría huellas en el sitio del suceso.

Jeannete Bruna, abogada de la ONG Abogadas PRO Chile, quien ha seguido el caso, asegura que “hubo una ineficiencia en el primer día de la toma de evidencias (…) hoy día sería bastante difícil periciar nuevas evidencias cuando se ha roto la cadena de custodia de la posible evidencia, por lo tanto, esperamos que todavía tengan registro y protegida cierta evidencia a la que todavía se puedan tomar nuevas huellas y periciarlas por carabineros, sino la verdad es que el caso se ve bastante complejo”.

El comisario Rodrigo Muñoz, jefe (s) de la Brigada de Homicidios de Valparaíso señaló que la policía “realizó todas las pericias que correspondieron y fueron puestas a disposición del Ministerio Público”. Por su parte, el fiscal a cargo del caso, Pablo Avendaño, rechazó referirse a la investigación en curso.

Pese a su historial de agresiones, a que existen audios con sus amenazas y a las incongruencias entre su relato y el de su padre, la ex pareja de Vania, Daniel Ortega, señaló a Chilevisión Noticias que “con todas sus letras soy inocente”.

Mira a continuación el reportaje completo de CHV:

Te recordamos que si eres víctima de violencia, o conoces a alguna víctima y quieres informarte sobre qué hacer, llama al Fono Ayuda y Orientación 800 104 008. La línea anónima atiende todos los días, las 24 horas. Gratuito también desde celulares. Además, acá puedes ver una guía sobre cómo y dónde realizar una denuncia.