El presidente de Renovación Nacional, Mario Desbordes, está decidido a respaldar las polémicas declaraciones de la diputada Camila Flores, quien sostuvo que la Brigada Ramona Parra había matado gente, en medio de un debate televisivo.

“La Brigada Ramona Parra sí tiene un historial complejo y sí tiene, al parecer, un par de muertes a su haber; al menos una”, insistió Desbordes en entrevista con Cooperativa. Hace dos días, en medio de las críticad a la parlamentaria, el presidente compartió información en donde “el propio Mir señala que la Brigada Ramona Parra y el PC asesinaron a uno de sus militantes”.

En su cuenta de Twitter, el timonel de RN escribió “para debate supongo, tanto experto que critica a ⁦@Cami_FloresO⁩ y es el propio Mir que señala que la Brigada Ramona Parra y el PC asesinaron a uno de sus militantes” y aludió a la muerte de Arnoldo Ríos Maldonado, ocurrida en diciembre de 1970.

En el funeral de Ríos, Miguel Enríquez, secretario general del MIR, sostuvo que el militante “perdió la vida en una lucha fratricida entre fuerzas de la Izquierda, a manos de militantes de una organización de la Izquierda. Ese fue el resultado de años y meses de una política sustentada por un grupo de la Izquierda plagado de sectarismos y que predicó como virtud la división de la Izquierda, política que todos y Ríos también, combatimos”.

Además, Mario Desbordes añadió que “no sabía que Camila había aludido directamente a Carmen Hertz, y por eso ayer hablé personalmente con la diputada (…) Antes, temprano, lo hablé con el diputado Teillier”. Respecto a la polémica entre ambas parlamentarias, aseguró que “hay que tratar de ayudar y que este tipo de cosas no escalen, porque, si no, en el Congreso va haber un infierno, no se va a poder trabajar”.

El presidente de RN aseguró que le pidió a Flores “que sea precisa” en sus declaraciones, pero que éstas han sido tergiversadas por los medios: “Ella ha sido categórica siempre en que condena las violaciones a los derechos humanos, lo repite una y otra vez y, sin embargo (…) medios serios dicen que la diputada justifica las violaciones a los derechos humanos”, argumentó.

“Quizás a ustedes no les gustará el tono (de ella). Está bien, es legítimo, (pero) la diputada representa el pensar y el sentir de un sector de la población chilena, guste o no guste”, añadió, reconociendo que “la diputada Carmen Hertz está en las antípodas mías, pero yo la respeto y creo que debemos tener un debate en el nivel que corresponde. Ella, ahora, de vuelta, le dice a Camila que es neofascista, que avala violaciones a los derechos humanos y ella (Flores) también se quiere querellar contra la diputada (Hertz)”.