Esta mañana se concretó una nueva alza en el precio de las bencinas, que se viene repitiendo de forma sagrada cada jueves desde hace ocho semanas.

El alza no para y deja un promedio d$844, el máximo registrado. Pero desglosando los precios, se vuelve peor. La bencina de 97 octanos ya superó la barrera de los $900 pesos en 15 de las 16 regiones del país.

La de 93 octanos supera la misma barrera en nueve comunas, mientras que otras cuatro anotan precios incluso por sobre los mil pesos.

Todo esto se produce pese a que está operando el Mecanismo de Estabilización del Precio de los Combustibles (Mepco), cuyo objetivo es suavizar las alzas y bajas de los precios para la gasolina y el diésel a través de un impuesto variable.