Este viernes, la Brigada Ramona Parra (BRP) junto con las Juventudes Comunistas interpusieron un recurso de protección en contra de la diputada Camila Flores (RN), luego del revuelo que generó al acusar al colectivo de haber realizado asesinatos durante la Unidad Popular.

En la acción judicial, desde la agrupación artística denunciaron el “descrédito a la honra de sus miembros, efectuada por la autoridad parlamentaria en entrevista televisiva, donde aseguró que las BRP son un ‘grupo extremista’ responsable de asesinatos durante el gobierno de la Unidad Popular”.

“Es otro intento más de intercambiar roles entre víctima y victimario, con el afán de poder justificar tanto la dictadura como los atroces crímenes de ese periodo”, señaló Camilo Sánchez, presidente nacional de las Juventudes Comunistas.

“Lo que ella hizo fue agredir el derecho a la honra de una organización de 50 años con un prestigio internacional, que en Chile ha luchado por la democracia, la justicia y los derechos humanos. A diferencia de otros, la Brigada Ramona Parra pudiera tener sus manos manchadas con pintura, pero no con sangre”, agregó.

Además, desde el colectivo muralista aseguraron que “junto con esta querella queremos anunciar la realización de un gran concierto por los 50 años de la BRP, en el cual demostraremos que pese a las mentiras seguimos en pie y llevando la cultura popular a todo el país”.