93 mujeres demandaron a la University of Southern California por ignorar sus denuncias de abuso y acoso sexual durante décadas. Se trata de las acusaciones en contra del doctor George Tyndall, quien fue denunciado por abusar sexualmente de sus pacientes durante los controles médicos.

Además, otras 500 estudiantes ya habían denunciado al especialista por realizarles tocaciones con la excusa de un tratamiento médico. Dana Loewy aseguró haber sido agredida por Tyndall durante un examen en 1993: “Formo parte de una hermanad accidental de cientos de mujeres porque la Universidad que queremos traicionó nuestra confianza”, declaró al respecto.

Durante el pasado jueves, las mujeres anunciaron la presentación de 93 mujeres contra el recinto. En ellas, detallan que el médico les realizaba comentarios, les tomaba fotografías inapropiadas y obligaba a las estudiantes a desnudarse y a dejarse tocar con la excusa de un tratamiento, conductas que habrían ocurrido desde 1988.

Además de estudiar las demandas contra Tyndall, el abogado John Manly pidió que la policía de Los Ángeles y la fiscalía investiguen cómo la USC gestionó las denuncias contra el médico, con el fin de indagar si hubo eventuales negligencias.

“La University of Southern California, mi alma mater, ha recibido cientos de millones de dólares en ayudas del estado de California, y está claro que falló a estas mujeres”, sentenció el abogado.

En tato, Brennan Heil, una ex estudiante de la institución, aseguró que acudió al ginecólogo en su primer año en el centro, tras sufrir una violación. Sin embargo, la joven detalló que “durante la consulta, me agredió”.

A la vez, durante la conferencia de prensa en la que se anunciaron las demandas, otras dos mujeres contaron que llamaron a la línea de atención de la USC para reportar sus denuncias contra Tyndall, pero que nunca se les informó de un seguimiento del caso. Por su parte, el ginecólogo en cuestión niega las acusaciones y la institución descartó encubrimiento.