“Mi gente dormirá por 100 años, pero cuando despierten, van a ser los artistas quienes les van a devolver su espíritu”… las palabras del líder indígena métis Louis Riel (1844-1885), antes de ser ahorcado por el Estado canadiense, resuenan hoy en día, cuando toda una generación de creadores indígenas está apostando con fuerza por la recuperación de su memoria cultural y la visibilidad de su cultura viva en la contemporaneidad de ese país norteamericano.

Con una década de trayectoria en el cine y las artes visuales, la autodidacta Caroline Monnet (1985) se suma a ese espíritu, contribuyendo con su obra interdisciplinaria y siempre sorprendente, a un replanteamiento profundo del potencial de su país, más allá del relato colonialista. Con parte de ese aporte fílmico y visual, Monnet llegó a Chile como una de las principales atracciones del Festival Internacional de Cine y Artes Indígenas del Wallmapu FICWALLMAPU, evento dirigido por Jeannette Paillán, que contempla actividades diversas en Temuco y Santiago.

De origen francés y anishinaabe, Caroline Monnet es oriunda de Outaouis, región administrativa de la provincia canadiense de Quebec. Su carrera como cineasta independiente se inició en 2008, mientras vivía en Winnipeg, en la zona oeste de Canadá. Sus inquietudes la llevaron a un programa local orientado a la formación de cineastas indígenas mujeres y fue así como desarrolló su cortometraje Ikwe (2009), que resultó seleccionado en el Toronto International Film Festival TIFF, produciéndose el despegue de su carrera en el séptimo arte.

A la actualidad, Caroline Monnet cuenta con once títulos- todos cortometrajes incluidos en prestigiosos certámenes mundiales, como el Sundance Film Festival y el propio TIFF- y junto con ello, ha desplegado una sobresaliente obra en la visualidad contemporánea, con pinturas, esculturas e instalaciones, también enfocadas en la realidad histórica y actual de las comunidades indígenas, de las que se siente partícipe.

“Senderos” es el ciclo de su trabajo audiovisual, organizado por la curadora y también cineasta chileno-canadiense Cecilia Araneda, que llegará el próximo martes 23 de octubre a las 19:30 horas al Museo Chileno de Arte Precolombino (Bandera 361). La actividad, organizada en forma conjunta por FICWALLMAPU y la Embajada de Canadá en Chile, será el cierre santiaguino de esta nueva y exitosa versión del certamen, que ha venido desarrollando exhibiciones, talleres, seminarios, laboratorios y visionados desde el 16 de octubre en la Región de la Araucanía.

Su directora, Jeannette Paillan destacó que: “Este es el segundo año que la Embajada de Canadá apoya, en el marco del Ficwallmapu, a una artista de temáticas indígenas, lo que nos permite direccionar las posibilidades en el futuro para traer nuevos artistas al festival, quienes no sólo muestran su producción en Chile, sino que también generan un puente para futuros espacios de difusión de nuestros artistas en Canadá. Con su presencia, Caroline Monnet viene a fortalecer el uso del arte como estrategia de reafirmación identitaria por parte de creadores indígenas jóvenes; gente del arte que necesita afianzar su identidad, aportando una mirada más actual y vigorosa, en espacios que hasta ahora no tenían presencia indígena”.

Al igual que nuestro país, Canadá tiene una historia colonial de violencia y su sociedad ha avanzado hasta los tiempos contemporáneos portando una compleja correspondencia entre lo que cree ser: una población civilizada, generosa y moderna, con las realidades históricas que han sido ocultadas del registro público por décadas, y que sólo recién han comenzado a conocerse. Entre esas historias ocultadas se cuentan la apropiación de niños indígenas para ser educados en instituciones del estado y de la iglesia, que les sometieron a situaciones de negligencia y abuso físico y sexual, causando daños irreparables por generaciones.

Temáticas complejas, y a la vez puesta en valor de quehaceres, tradiciones y formas de vida indígena, son parte de la filmografía que presentará la propia Caroline Monnet el próximo martes, abriendo tras la exhibición un debate junto al artista visual mapuche Sebastián Calfuqueo, en la que también se hará parte Cecilia Araneda, cineasta chileno-canadiense que realizó la curatoría de “Senderos”.

Como directora del FICWALLMAPU, Jeannette Paillan advierte que esta actividad: “Nos permite establecer una alianza norte sur de los caminos que se están recorriendo a nivel internacional, que nos demuestran que Chile no se está aislado de la escena artística indígena. Hay una sintonía del trabajo realizado”.

El ciclo “Senderos” contempla los cortometrajes:

Tshivetin (2016): viaje en tren por el norte de Quebec, junto a un conductor que reflexiona acerca de la importancia de que el ferrocarril esté en propiedad del pueblo originario Innu.

Tashina y Warchild (2010): forman parte de una serie de tres cortometraje sobre estudiantes del colegio South East en la ciudad de Winnipeg, un internado para estudiantes indígenas provenientes de comunidades remotas del norte.

The Black Case (2016): ficción narrada en idioma cree sobre una niña indígena y su prima bebé, bajo cuarentena en una escuela de residencias para indígenas en 1930, y las huellas del trauma que permanece.

Irwe (2009): su primera película, también en idioma cree, refiere a la condición femenina en la cultura de los indígenas más al norte de Winnipeg. El film mezcla la narración poética con el intercambio idiomático (francés-cree) que refleja la identidad bicultural de la realizadora.