Según informó Carabineros, oficiales del Servicio Posta del Hospital Padre Hurtado recibieron la denuncia de un médico de turno, quien manifestó que un lactante de sexo masculino y solo un mes de edad ingresó a la sala de emergencia en riesgo vital y con “evidentes lesiones atribuibles a terceros”.

Tras ser atendido en el recinto asistencial, se determinó que el lactante sufrió una fractura craneal y equimosis en el glúteo derecho, con “claros signos de maltrato”.

El capitán Juan Cáceres señaló que “personal policial se entrevista con el padre del lactante, quien manifiesta que habría tenido un accidente casero ya que en los instantes en que estaría en su dormitorio cambiándole paños a su hijo, lo dejan momentáneamente solo. El lactante habría caído de forma accidental hacia el suelo”.

Tras el hecho, Carabineros detuvo al padre de 31 años por su eventual responsabilidad en las lesiones. Al respecto, Cáceres señaló que “tenemos la versión de este padre que manifiesta que habría sido un accidente y también tenemos la versión de personal médico, de que el lactante presenta un fuerte golpe en su cráneo y, además, presenta dos lesiones leves en otras partes de su cuerpo”.

El bebé fue trasladado hasta el Hospital Sótero del Río, donde le realizarán su tratamiento mientras permanece internado con riesgo vital. Por su parte, la madre del niño indicó que se encontraba fuera de la casa, en el antejardín con su otro hijo de seis años, cuando su pareja apareció con el bebé herido.

La investigación del caso quedó a cargo de la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI), quienes realizarán las diligencias necesarias para esclarecer lo ocurrido con el lactante.