El Tribunal Superior Electoral (TSE) iniciará una investigación en contra de Jair Bolsonaro después de que se denunciara que empresarios habrían comprado servicios para bombardear a la población con noticias falsas a través de WhatsApp para beneficiar al ultraderechista.

Según consigna AFP, todo se desencadenó el jueves pasado, día en que el diario Folha de S.Paulo publicó un informe para propagar mensajes masivos a favor de Bolsonaro, antes de que éste ganara con holgura la primera vuelta de los comicios presidenciales.

Según el matutino, se está preparando una campaña de similares características para la semana previa a la segunda vuelta que se realizará el 28 de octubre.

El TSE dio un plazo de cinco días al Partido Social Liberal y a los empresarios para que se manifiesten al respecto.