A partir de este año celebramos en Chile el día internacional de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo. Mientras el resto del mundo lo celebra el 21 de mayo, por coincidir con el Combate Naval de Iquique aquí se festeja hoy 20 de octubre. Conversamos con la presidenta de la Coalición chilena para la diversidad cultural y de la Federación Internacional de Coaliciones para la diversidad cultural, la actriz Mane Nett, sobre la importancia de garantizar la igualdad de oportunidades para los bienes y servicios culturales, y su implicancia para el mundo del libro.

-¿Cómo se celebra en el mundo y en Chile el día de la diversidad cultural?

-En general los gobiernos preparan seminarios, fiestas culturales y muchísimos otros eventos, como encuentros, ferias, discusiones, fiestas, etc. Este es el primer año que tenemos el día nacional de la diversidad cultural para el diálogo y el desarrollo. El proyecto de Ley que la Coalición Chilena presentó al Congreso fue recién aprobado por unanimidad en el mes de abril 2018.

-¿Cómo ha venido trabajando la coalición en Chile?

-La Coalición Chilena para la Diversidad Cultural se dedicó durante mas de 8 años  a defender la cultura en los tratados comerciales, logrando una reserva cultural en el TLC con Estados Unidos, evitando que la cultura se venda como mercadería cualquiera, logrando una excepción cultural. Como institución somos vigilantes de las políticas culturales. Hemos trabajo en conjunto con los gobiernos  para que se aplique en forma transversal en las políticas culturales la Convención Unesco 2005 sobre la promoción y protección de la diversidad de las expresiones culturales. 

-¿Cuáles son los principales desafíos para afianzar la igualdad de oportunidades de los bienes y expresiones culturales ante el poder del mercado?

-El principal desafío es lograr que el Estado adopte medidas y políticas para proteger y promover la diversidad de las expresiones culturales en el territorio. Medidas que brinden oportunidades de modo apropiado a las actividades y los bienes y servicios culturales nacionales, entre todas las actividades, bienes y servicios culturales disponibles dentro del territorio nacional para su creación, producción, distribución y disfrute. También procurar  que se cree, se produzca, difunda y distribuyan nuestras propias expresiones culturales y tener acceso a ellas, prestando la debida atención a las circunstancias y necesidades especiales de las mujeres y de distintos grupos sociales, comprendidas las personas pertenecientes a minorías y los pueblos autóctonos.

-¿Qué resonancia tiene esto en el mundo del libro para asegurar la bibliodiversidad en nuestro país?

La bibliodiversidad es la diversidad cultural aplicada al mundo del libro, y está amenazada por la concentración del sector editorial de la distribución y de los medios de comunicación al igual que otras expresiones culturales, eso favorece la dominación de grandes grupos económicos que solo buscan rentabilidad ignorando que los libros no son una simple mercancía.