Un aumento meteórico es lo que recibe el Departamento de Extranjería y Migración en materia del pago de visas que realizan los migrantes que llegan al país.

La inyección de recursos va directamente al funcionamiento del departamento. Y si en 2010 llegaba a los $5.476 millones, este 2018 se calcula que estará entre los $32 mil y $36 mil millones. El desglose de la cifra implica el derecho a visas (estudiantes, visas, laborales), residencia definitiva y nacionalidad, además del pago de multas.

“El número de visas entregadas en 2019 superará las de año pasado llegando a unas 350 mil considerando todo tipo de categoría”, dijo el director de Extranjería, Álvaro Bellolio, a La Tercera.

Al monto de las visas, que en un total desde 2010 a la fecha superará los $162 mil millones (unos 240 millones de dólares). Esto sin incluir el aporte que realizan los migrantes por el pago de impuesto a la renta, que supera los 500 millones de dólares al año.

La inyección de recursos supera ampliamente el dinero que necesita año a año el propio Departamento de Extranjería para funcionar. Este 2018, lo hizo con $3.500 millones, mientras que para 2019 -según el proyecto de Presupuesto 2019- sería de $4.170 millones.