Durante la tarde de este martes, el vehículo presidencial en que Sebastián Piñera se trasladaba en su gira por la región de Tarapacá sufrió un ataque con un piedrazo que quebró los vidrios de una de sus ventanas.

El incidente ocurrió específicamente en la comuna de Iquique, cuando el mandatario se retiraba de la Empresa Portuaria, donde había presentado el plan de desarrollo para la región, y donde llamó la atención al repetir un chiste machista en medio del evento.

Fue en ese momento, cuando el auto recibió un piedrazo, que provino de un grupo de manifestantes de la toma “Vivienda digna por un sueño” de Alto Hospicio, quienes buscaban entregarle una carta al mandatario en que solicitaban una solución habitacional tras años de insistencias, y que fue impedido por Carabineros.

Según consigna Radio Bío Bío, debido al hecho hay cinco personas detenidas: dos mujeres chilenas, dos peruanas y un hombre que aún no ha sido identificado.