Una mujer vivió una terrible agresión a bordo de un vehículo alquilado a través de la aplicación móvil Beat. El conductor que la transportaba intentó abusar sexualmente de ella y al resistirse al ataque, fue golpeada y rociada con ácido en sus piernas.

Durante este martes, personal de la Policía de Investigaciones detuvo al conductor, identificado como Gustavo García, acusado de abuso sexual y robo con intimidación.

Según el relato de la joven víctima, el sujeto le realizó tocaciones durante el viaje desde Vitacura a Recoleta y luego la golpeó. El trayecto completo se extendió por 45 minutos más de lo normal.

La pasajera pidió al conductor poder bajarse del vehículo, pero antes de que abandonara el automóvil, el conductor le lanzó ácido en una de sus piernas, provocándole graves heridas.

El hecho ocurrió el 1 de julio pasado y la joven relató a T13 que “no hay un día en que no me acuerde de lo que me pasó hace cuatro meses. No hay un día en que yo no recuerde esa noche cuando el tipo me empezó a agredir, cuando pensé que me iba a hacer quién sabe qué cosas, que me iba a llevar a su casa y me iba a secuestrar”.

El sujeto fue formalizado por abuso sexual y robo con intimidación y quedó en prisión preventiva mientras dure la investigación, tras ser considerado un peligro para la sociedad.

Pese a que la empresa canceló la suscripción del conductor en Beat, García se encontraba trabajando en Uber al momento de ser detenido por la PDI. En tanto, la mujer aseguró que Beat no le ha ofrecido ningún tipo de ayuda tras lo ocurrido y tampoco quisieron referirse al tema.