Después de un duro debate sobre incluir o no sus nombres, finalmente la comisión investigadora de la Operación Huracán determinó que tanto el ex ministro de Interior, Mario Fernández, como el ex subsecretario Mahmud Aleuy, son los responsables políticos de la manipulación de evidencias y escuchas telefónicas que derivó en la detención de ocho comuneros mapuche, responsabilizados de una serie de atentados incendiarios en el sur del país.

“Ellos desde el Ministerio de Interior tenían la responsabilidad de mando de este tipo de acciones”, afirmó la diputada mapuche Emilia Nuyado (PS), quien presentó la redacción final que fue aprobada por unanimidad.

Junto a Aleuy y Fernández, se responsabilizó directamente al ex general director de Carabineros, Burno Villalobos y el ex director de Inteligencia, Gonzalo Blu, así como “la opacidad” de los fiscales Luis Arroyo y Carlos Palma.

En tanto, los diputados de Chile Vamos rechazaron una parte del informe que cuestionaba el permanente hostigamiento y discriminación por parte del Estado hacia el pueblo mapuche.

Ahora lo que queda es el que el informe de la comisión investigadora sea ratificado o rechazado en la Sala de la Cámara de Diputados.