La Contraloría cuestionó la compra de una casa del alcalde de San Ramón, Miguel Ángel Aguilera, quien pagó 100 millones de pesos en efectivo “cuyo origen no fue justificado”.

Según consigna La Tercera, el órgano contralor realizó una auditoria a la municipalidad de San Ramón que arrojó entre sus conclusiones que “el alcalde Miguel Aguilera Sanhueza adquirió en 2016 una propiedad por 13.155 UF, por la que pagó en efectivo la suma de 4.604 UF, monto que a la fecha de la adquisición ascendió aproximadamente a más de $100.000.000, suma cuyo origen no fue justificado en la declaración de intereses y patrimonio presentada por éste”.

El organismo estableció que Aguilera deberá remitir a la “Contraloría Regional Metropolitana la justificación financiera y tributaria emitida por el Servicio de Impuestos Internos, con motivo de la adquisición del bien raíz, en el plazo de 30 días hábiles, contados desde la recepción del presente informe”.

Además de esto, se informó que estos antecedentes serán enviados al Ministerio Público y al Consejo de Defensa del Estado.

Cabe recordar que la municipalidad de San Ramón está siendo investigada por la contratación de personas que nunca prestaron servicios y que estarían ligadas al narcotráfico dentro de la comuna.